Ciudades destacadas

  • BANGKOK

    BANGKOK

    La primera impresión de Bangkok es cualquier cosa menos encantador. Las calles están abarrotadas y el tráfico sigue siendo un problema a pesar de los dos sistemas de tráfico masivo que se han instaurado en los últimos años. Sin embargo, pase más tiempo aquí y usted descubrirá que Bangkok tiene mucha atracción. Con sus enormes rascacielos pegados a las casas tiendas chinas e impolutos Mercedes pasando al lado de carros tirados por vendedores ambulantes, es una ciudad de fuertes contrastes. Los fanáticos de la cultura estarán encantados con el deslumbrante Palacio Real y las innumerables pagodas de la ciudad, mientras que los amantes de las compras podrán pasar semanas examinando los centros comerciales y los mercados al aire libre de Bangkok. En cuanto al ocio, la ciudad ofrece desde el más refinado (conciertos de música clásica tailandesa) hasta el más informal (clubs de copas con bailarinas) y todo el abanico de posibilidades entre estas dos opciones. Lo mismo sucede con los restaurantes. Ya sea comida francesa en el restaurante de un hotel de lujo a saltamontes fritos en un puesto de la calle, prepare su paladar para una explosión de sabor. Es un lugar para comer, beber y disfrutar.

  • AYUTTHAYA

    AYUTTHAYA

    Situada en la confluencia de los ríos Lopburi, Prasak y Chao Phraya, la hermosa ciudad de Ayutthaya fue la capital de lo que entonces se conocía como Siam del siglo XIV al XVIII. En su momento de máximo esplendor, Ayutthaya estaba rodeada por una muralla de 12 kilómetros de longitud que tenía cinco metros de grosor y seis metros de altura y contaba con 99 puertas, carreteras de ladrillo y arcilla y canales para transportar agua dentro de la ciudad. Este emplazamiento declarado Patrimonio de la Humanidad fue uno de los centros comerciales más importantes de la región, con visitantes que llegaban de Portugal, Francia, Holanda e Inglaterra. En tamaño y riqueza, competía con la mayoría de las capitales europeas de su tiempo. Partes de este pasado glorioso pueden ser experimentados otra vez a través de las ruinas, la mayoría de las cuales son gigantescos templos budistas construidos en diferentes estilos durante su larga historia. Pero en cuanto a los vestigios y registros de aquel período, los birmanos destruyeron casi todo en 1767, incluso fundieron las imágenes de Buda para quedarse con el oro. Algunos templos impresionantes que merecen la pena visitar son Wat Chaiwattanaram, un excelente ejemplo de la arquitectura Khmer en el período de Ayutthaya; Wat Na Phra Meru, el único templo original que ha sobrevivido; y Wat Yai con su enorme Buda reclinado.

    Cómo llegar: Ubicado a 86km al norte de Bangkok, está a 1 hora u hora y media por carretera o a 4 horas en barco para llegar a Ayutthaya.

  • SUKHOTHAI

    SUKHOTHAI

    La antigua capital tailandesa de Sukhothai, cuyo nombre significa “el amanecer de la felicidad”, se fundó en el siglo XIII y se convirtió en la primera capital del reino. Bajo el reinado de ocho reyes Sukhothai, las artes y la cultura tailandesas prosperaron durante este período “Edad de Oro”. Aunque este reino tuvo una historia breve de tan solo unos 150 años, Sukhothai consiguió producir obras de arte consideradas como una de de las artes budistas más hermosas y singulares en la historia de Asia. Ubicadas en un parque histórico Patrimonio de la Humanidad de 45 kilómetros cuadrados, las ruinas se extienden y es fácil para explorar en bicicleta. Los monumentos destacados para visitar incluyen Wat Mahathat con su templo real y cementerio y Sra Si Wat con sus dos estupas, sus elegantes líneas reflejadas en el agua del embalse más grande de la ciudad.

    Cómo llegar: Hay vuelos diarios desde Bangkok y Chiang Mai.

  • CHIANG MAI

    CHIANG MAI

    La capital del norte, Chiang Mai es una ciudad dinámica y moderna que se ha manejado exitosamente combinando su rica historia y tradiciones con una faceta cada vez más moderna. Rodeada por una cadena de montañas, Chiang Mai ofrece fascinante arquitectura y hermosos entornos. Un importante centro budista desde el siglo XIV, Chiang Mai es el hogar de más de 300 templos. Muchos visitantes vienen aquí para ir a centros de meditación, clases de masaje o lecciones de yoga. Sin embargo, para los viajeros más activos, el principal interés de Chiang Mai es explorar las aldeas de tribus de la colina. Los visitantes pueden hacer senderismo o ir en elefante por el exuberante campo rural, hacer rafting por los ríos de la jungla y conocer a los residentes de estas aisladas aldeas de minorías étnicas. Los que están interesados en artesanía disfrutarán de visitar centros especializados en plata, tallados de madera, alfarería y tejido. Merece la pena visitar el Bazar Nocturno, que consiste en una serie de mercados cubiertos, por su bullicio atmósfera y para ver una gran variedad de productos hechos a mano.

    Cómo llegar: Hay vuelos diarios desde Bangkok y vuelos directos internacionales desde Yangon, Luang Prabang, Singapur, Kunming y Tokio.

  • CHIANG RAI

    CHIANG RAI

    Considerado por muchos como una versión más pequeña y más tranquila de Chiang Mai, Chiang Rai es ambas cosas, reteniendo el ambiente de una pequeña capital de provincia tailandesa sin el gran número de turistas que hay en otros centros provinciales. Chiang Rai es un buen lugar para explorar las aldeas de tribus de la colina cerca del Triángulo Dorado, la remota zona donde se cruzan Myanmar, Tailandia y Laos. Las aldeas étnicas de karen (cuello largo), akha y yao son algunas de las tribus de la colina más populares para visitar. Todas las casas en las aldeas venden productos elaborados a mano, especialmente textiles, ya que el turismo ha sustituido a la agricultura como principal fuente de ingresos.

    Cómo llegar: Hay vuelos diarios desde Bangkok. De Chiang Mai a Chiang Rai hay 180 kilómetros y es un viaje de 4 horas por carretera.

  • KOH SAMUI

    KOH SAMUI

    En la costa este de Tailandia, en el Golfo de Tailandia, Koh Samui ofrece todo lo que se le puede pedir a un destino de playa: playas de arenas blancas, cocoteros, mariscos frescos y aguas claras. Con un área de 247 kilómetros cuadrados, Koh Samui es la isla más grande de un archipiélago de unas 80 islas. En las cercanas Koh Pha-Ngan y Koh Tao también ofrecen muchos resorts de playa y actividad de buceo. Al igual que Phuket, Koh Samui atrae a muchos visitantes pero todavía dispone de numerosos lugares recónditos para los que deseen desconectar del mundo.

    Cómo llegar: Hay vuelos diarios desde Bangkok a Koh Samui.

  • PHUKET

    PHUKET

    Situada en la costa oeste de Tailandia en el Mar de Andamán, Phuket es la isla más grande de Tailandia, con un área de 810 kilómetros cuadrados. El paisaje costero es espectacular, con bosques tropicales, empinados acantilados de piedra caliza y playas de arena fina que parecen de postal. Podrá ver en la isla plantaciones de coco, piñas, anacardos y caucho. Las aguas claras y la riqueza de los arrecifes de coral hacen de esta zona el lugar más popular para bucear en Tailandia.

    Cómo llegar: Hay vuelos directos desde Bangkok a Phuket. También hay varios vuelos directos desde destinos internacionales, como Kuala Lumpur, Singapur, Hong Kong y Sydney.

  • KRABI

    KRABI

    La provincia de Krabi, formada por 130 islas, se ha hecho muy popular en los últimos años gracias a sus playas de arena blanca y sus espectaculares formaciones kársticas que impregnan de magia el paisaje. Las playas más conocidas son las de Phi Phi, más famosa por haber sido el escenario de la película “La Playa”, y la playa de Railay, donde la gente practica escalada en roca. Krabi también es el hogar del conocido parque nacional Than Bokkharani de selva tropical, a tan sólo 30 minutos al norte de la ciudad de Krabi.


    Cómo llegar: Hay vuelos directos desde Bangkok a Krabi. Desde Phuket está a 185 kilómetros y está a un viaje de 4 horas por carretera.

Volver arriba

facebook